Entrevistas ilustres

Gemma Herrero Virto

30/1/19

 

Nuestra invitada de hoy es una maravillosa escritora de novelas de fantasía, suspense y terror. Nacida en Vizcaya y residente en Portugalete, se licenció en Psicología y comenzó a trabajar en un montón de puestos en los que no encajaba. Un taller de escritura creativa le recordó aquel sueño que tenía desde niña y, en poco tiempo, se vio con La red de Caronte, su primera novela, terminada. Después de una horrible experiencia publicando en una editorial tradicional, que la tuvo atrapada durante años, pudo liberarse del contrato y empezó su aventura como escritora independiente, y no le ha ido nada mal. Doce novelas después, y tras haber quedado finalista del Premio Literario Amazon 2017, se dedica a la escritura de manera profesional y es infinitamente feliz, y esa felicidad es compartida pues la meteórica trayectoria literaria de Gemma no parará hasta conquistar todos los rincones del planeta.

Vive con su marido, quien es su corrector más certero y puñetero, palabras textuales de la escritora; con un perrazo de cuarenta kilos y tres gatillos. Le gusta la lectura, ver películas y series, salir con su perro y pasear.

No dilatemos más esta introducción y conozcamos juntos un poquito más de ella.

 

J. Fersán

Gemma

 

Bienvenida a esta sección que crece semana tras semana

Muchas gracias por haber pensado en mí para esta entrevista.

No hay de qué, es un honor y un privilegio compartir mesa y café. La primera pregunta es obligada: ¿Cuál ha sido el último libro que has leído?

Bellas durmientes, de Stephen King y su hijo Owen King.

¿Y de algún escritor novel o emergente?

“Reed: Rendición de Sara Halley”.

¿Te ha sorprendido gratamente este último?

Muchísimo. No suelo leer novela romántica, pero la autora tiene un estilo muy bueno y unos personajes muy complejos y la historia te enamora.

Pues apuntada queda, y nuestra biblioteca crece… ¿Por qué te decidiste a escribir?

No fue una decisión razonada. Amaba la lectura desde niña y siempre soñé con pertenecer a ese selecto grupo de “contadores de historias”.

¿Podemos decir que algún escritor/a te condicionó tanto para que dieras el salto?

No hay sólo uno. Llevo leyendo desde que tenía 4 o 5 años y todos me han influido de alguna forma.

El mejor libro que has leído en tu vida ha sido…

¡Qué pregunta tan difícil!

Lo sé, pero de eso se trata. (Risas)

(Risas) No podría decirte uno, pero, si tengo que elegir, me quedo con la heptalogía “La torre oscura”, de Stephen King, no porque crea que literariamente es lo mejor que he leído, sino por la cantidad de emociones que me hizo sentir.

Estoy seguro que muchos de nuestros lectores estarán de acuerdo contigo.

Seguro.

¿Por qué te decidiste a participar en el proyecto de Sabesleer?

Hablé con uno de vuestros socios y me comentó que era un proyecto muy interesante y que os preocupabais mucho por los autores.

Es nuestra máxima: hacer de los autores que entran en el catálogo una gran familia en la que os sintáis parte del proyecto. ¿Qué tal te ha ido con nosotros hasta la fecha?

Muy bien. Se ha creado un grupo de gente muy participativa y estoy muy a gusto con vosotros.

Muchas gracias. ¿Nos recomendarías a otros escritores que todavía piensan que un catálogo que acaba de nacer es una buena opción para darse a conocer?

Si buscan un grupo realmente activo y que se mueva, por supuesto.

¿Qué le preguntarías a tu entrevistador de hoy?

¿Cuál era tu principal objetivo al formar Sabesleer?

El formar una comunidad que dé cabida a muchos de los escritores que tienen dificultades para hacer llegar sus obras, sus maravillosas obras, añadiría, puesto que he tenido el gusto de leeros a todos, y mediante varias secciones captar la atención de muchos lectores indecisos.

Y lo estás consiguiendo…

Poquito a poco, gracias a talentos como el tuyo. ¿Qué nos puedes contar de tu meteórica carrera literaria?

Bueno, meteórica tampoco es… Empecé en el 2004 y, al quedar atrapada por una editorial que no hacía nada con mis libros, estuve sin escribir ocho años, creyendo que nadie me iba a leer nunca. Tras liberarme y empezar como escritora independiente, los inicios también fueron duros. La gente no me conocía y no quería leer mis libros ni aunque se los regalara. Por suerte, poco a poco fui consiguiendo lectores fieles a los que adoro, que me siguen, me animan y me recomiendan. Poco a poco fui sacando más y más libros y en 2017 conseguí quedar finalista en el Premio Literario Amazon con mi novela “Los crímenes del lago”, lo que supuso un empujón considerable en cuanto a ventas, prestigio y fama, tanto que me ha permitido dedicarme a la literatura en exclusiva.

Ese dato es muy revelador, por la calidad y aceptación de tus obras.

Muchas gracias.

¿Y de tus libros publicados?

Tengo muchos, así que esto se puede alargar…

Creo que tenemos tiempo, y el café está aún caliente.

Intentaré resumirlo.

Adelante.

“Saga Caronte”: Son novelas policiacas que comparten los mismos personajes. La primera de ellas es “La red de Caronte”, mi primera novela. Originalmente era una novela cerrada y no iba a escribir nada más sobre ellos, pero los lectores adoran a sus protagonistas y me animaron a retomar su historia, así que le siguen “Suicidios inducidos” y “Los cadáveres blancos”. Son unas novelas muy emocionantes, adictivas y divertidas.

Doy fe.

“Ojo de gato”, es un thriller paranormal que combina elementos de investigación con fenómenos paranormales.

“Viajes a Eilean”, es una trilogía de fantasía en la que la protagonista, una estudiante de instituto española, se ve transportada a un mundo paralelo en el que la gente que fue asesinada en la Tierra por brujería tiene una segunda oportunidad. Hay brujas, magos, dragones, elfos y mucha aventura y romance.

Maravilloso

“Zhilan”, es mi novela más delirante y divertida. Hay bujería oriental, mafias chinas, explosiones, persecuciones, tiroteos y gatos que hablan.

“Los crímenes del lago”, es la novela con la que quedé finalista en el Premio Literario Amazon 2017 y no deja de darme alegrías. Desde finales de julio podéis disfrutarla en audiolibro a través de Storytel y a finales de verano publiqué la versión en inglés. Trata sobre crímenes imperdonables, un amor perdido, un pueblo maldito por una historia que nadie recuerda… Una mezcla de novela de investigación con fenómenos paranormales que no deja a nadie indiferente.

Y que ha llegado a multitud de biblitecas…

Afortunadamente, sí.

Y eso habla muy bien del libro.

“VenganZa”, es una novela de zombies, pero contada desde el punto de vista de una zombi que busca vengarse de los humanos que la abandonaron a su suerte e hicieron que fuese convertida. Es una historia muy emocionante y adictiva y, al mismo tiempo, muy emotiva. No es la típica historia de zombis con casquería y escenas que dan asco. De hecho, hay gente que la ha calificado como “la primera novela de zombis para todos los públicos”.

“Saga ¿Tú me ves?”, es la historia de dos jóvenes investigadores psíquicos que recorren Nueva Inglaterra en su caravana. Está ambientada en los años 80 y en ella he intentado mezclar el terror con una historia romántica. Sé que la mezcla suena rara, pero a los lectores les ha encantado, tanto que, después de presentar el primero libro, “La maldición de la casa Cavendish”, al Premio Literario Amazon del año pasado, he publicado la segunda parte “Carpe diem”, en noviembre y este febrero voy a publicar ya la tercera “El susurro de los condenados”.

Tengo en mi poder una primera edición de la primera parte, y poco a poco completaré la serie…

Te va a gustar.

Soy consciente, y quiero pasar miedo leyendo tus páginas.

Además de estas trece novelas, también he publicado dos antologías de relatos: “Trece sombras”, que reúne cuentos de fantasía y terror, y “Detrás del velo”, que es una recopilación de relatos de fantasmas.

¿Y cuál de todos ellos es el ojito derecho de mamá?

Es muy difícil responder a esta pregunta. Me encantan todos, pero supongo que me quedo con “Los crímenes del lago”, por todas las cosas buenas que trajo a mi vida.

Y las que te rondaré… ¿Nos puedes adelantar algún proyecto de futuro?

Como ya te he dicho, estoy en el proceso de revisión de la tercera entrega de “¿Tú me ves?” Se titula “El susurro de los condenados” y trata de unos extraños crímenes sucedidos en la prisión de Sing Sing, en Estados Unidos. Mis próximos proyectos son terminar esta saga y, seguramente, escribir un nuevo caso para los personajes de la “Saga Caronte”, ya que hay muchos lectores que me están diciendo que echan de menos a los personajes.

Maravilloso. ¿Cuántas historias más tienes en el tintero?

Pensadas y estructuradas tres. Simples ideas que tengo apuntadas para el futuro un montón de ellas…

¿Cómo ves el panorama cultural de este país?

La verdad es que mal. Ni siquiera el gobierno respeta ni apoya la cultura.

¿Nos podrías decir alguna clave para que mejorara?

Así para empezar se me ocurre bajar el IVA cultural, fomentar la lectura desde la escuela y luchar contra la piratería de una forma eficaz.

Esta es la clave.

Una de ellas, sin duda, pero sí, diría que la fundamental.

¿Qué es lo mejor y lo peor que te has encontrado en este mundo de las letras?

Lo mejor la gente, lectores y compañeros escritores con los que he compartido un montón de conversaciones y risas. Lo peor, la gente también. Hay personas tóxicas en todas las profesiones.

Con una sola palabra, intenta definir lo que a continuación te propongo.

Vamos allá.

Redes sociales

Compartir

Escritores emergentes

Originalidad y calidad… Vale, son dos (Risas)

¿Tú me ves?

Emoción

Red Caronte

Aventura

Viajes a Eilan

Fantasía

Zombies

Incomprendidos

Despoblación

Paz

¿Qué le dirías a la gente que nos está leyendo en estos momentos y que no termina de apostar por las obras del catálogo de Sabesleer?

Que no se va a arrepentir de darnos una oportunidad. En el catálogo de Sabesleer hay historias originales, innovadoras y de gran calidad que les van a entretener y emocionar.

¿Qué esperas del futuro?

Creo que me conformo con seguir como estoy hasta ahora: seguir escribiendo las historias que me apasionan e ir consiguiendo más lectores a los que enamorar.

Pues dalo por hecho. ¿Y estás contenta con tu pasado?

Sí, incluso con mis errores. Creo que todas las cosas por las que he pasado me han llevado al momento en el que estoy y me siento muy orgullosa de cómo soy y de adónde he llegado, así que no cambiaría nada.

 ¿Hay algún tema común que hile todas tus obras?

Sí, creo que hay un mensaje que trato de transmitir incluso en mis novelas más “realistas”: la existencia de la magia, de lo sobrenatural, de lo inexplicable… Creo que en un mundo tan racional y lógico como éste en el que vivimos, debe quedar un espacio para los sueños, la fantasía, lo excepcional…

¿Cuál crees que es el punto fuerte de tus novelas?

Creo que son los personajes. Puede que sea por mi formación como psicóloga, pero intento que mis personajes sean casi “de carne y hueso”, que tengan una personalidad fuerte y definida, que tengan un pasado, que sus acciones tengan un por qué.

¿De dónde sacas las ideas para tus novelas?

De cualquier cosa: una conversación en la calle, una noticia en el periódico, la letra de una canción, algo que lea… Las ideas se quedan dando vueltas en mi mente hasta que, de repente, un día encajan y sé que ahí hay una historia. De todos modos, tengo que confesar que mis dos mejores ideas para novelas me llegaron en sueños.

Ay los sueños…

(Risas) “Zhilan” y “Los crímenes del lago”. Espero que esa musa me ataque pronto de nuevo, aunque no me deje dormir, porque reconozco que es buena la muy puñetera (Guiño)

Es una verdadera lástima...

¿Ya?

Si… todo lo bueno se acaba pronto…hemos de ir concluyendo.

Sí, es una pena porque me lo estaba pasando muy bien. Ya sabes que a los escritores nos gusta hablar de nosotros mismos (Risas)

(Risas) Seguro que habrá muchos más cafés como este que nos hemos tomado.

Dalo por seguro.

Antes he de plantear la pregunta que dejó para ti Marcelo Moscoso Pantoja desde Bolivia: ¿Crees que es una realidad el cambio climático causado por el ser humano, te importa en algo, o eres de los que dicen: problema de los que vienen detrás?

Negar el cambio climático a estas alturas es tan ridículo como seguir diciendo que la Tierra es plana… sí, sé que hay defensores de ambas posturas. Imbéciles hay en todas partes. A mí me importa. Es nuestro hogar y es precioso y lo estamos destrozando. Intento reciclar todo lo que puedo, siempre me muevo en transporte público… pero sé que esas cosas no son suficientes. Mientras los gobiernos no se esfuercen de verdad en cumplir esos preciosos acuerdos que firman… la Tierra seguirá en peligro.

A ver si toman conciencia de una vez y por todas, nosotros, como tú bien haces, aportaremos nuestro granito de arena, que de algo sirve.

Dicho queda.

Y para concluir, la cuestión que dejas para nuestr@ próxim@ invitad@:

Si tuvieras que elegir entre escribir un bestseller y ser reconocido en vida o ser un desconocido y pasar a la posteridad, ¿con qué te quedarías?

Es una pregunta fabulosa. Yo lo tengo claro, ¿y vosotros?

(Guiño)

Pues una delicia de entrevista, la verdad.

Lo mismo digo. Ha sido un placer.

Gemma, el futuro está a tus pies y seguro que llegarás a donde te propongas.

Muchas gracias por tan buenos deseos.

Un besazo de toda la familia de Sabesleer, escritores, lectores y amigos.

Otro muy fuerte para vosotros, os lo repartís como queráis.

 

VER FICHA DE LA AUTORA

 

CLICK AQUÍ

Apuesta por la literatura emergente

Saca los prejuicios de tu cabeza y elige una de las joyas de nuestro catálogo

Marcelo Moscoso Pantoja

10/1/19

 

Nos complace muchísimo comenzar con la primera entrevista del año con un invitado de auténtico lujo.

Hoy queremos dar la bienvenida a un soñador. Y digo bien… UN SOÑADOR.

Marcelo Moscoso Pantoja es una de esas personas que se preocupan y ocupan su tiempo en concienciarnos de que solo tenemos un Planeta y hemos de cuidarlo, pues él nos cuidará si lo hacemos nosotros.

No os vamos a taladrar las pupilas con datos, información que daría para rellenar un noticiero, imágenes que asustarían a las generaciones venideras…

No.

Hoy queremos daros unas pinceladas de cómo podemos aportar nuestro granito de arena para que nos llevemos al otro mundo una satisfacción plena.

Esta entrevista es internacional.

Sí.

Cruzamos el charco vía correo electrónico. Viajamos hasta Bolivia, concretamente al sur de ese maravilloso país, casi a la frontera con Argentina, al departamento de Tarija; en lo que será una divertida charla entre amigos para hacerte llegar el mensaje que todos deberíamos tener grabado a fuego, y no me refiero a ese fuego que algunos malnacidos provocan con objetivos ocultos, oscuros… Un fuego que nace desde la cercanía y la proximidad que 2 computadoras separadas por miles de kilómetros y un océano de por medio son capaces de crear.

Estad atentos. Estad alerta. La Tierra nos necesita. La Naturaleza nos necesita.

 

 

 

J. Fersán

Marcelo

 

Bienvenido a esta sección de Sabesleer que es tu casa.

Apreciado Jesús, antes que nada, déjame darte las gracias por tomarme en cuenta para esta entrevista que tendremos, me honra y más aun viniendo de una persona de gran talla intelectual y humana como la tuya.

Bueno, bueno… muchas gracias por las flores, me ruborizo y acaba la entrevista… gracias por acompañarnos, Marcelo…

(Risas)

(Risas) La primera pregunta es de absoluta obligación: ¿Cuál ha sido el último libro que has leído?

Bueno, el último libro ha sido “Gracias por llegar tarde” del escritor Thomas L. Friedman, el mismo que analiza las interacciones de la tecnología, la globalización y el cambio climático, pero bajo un escenario optimista y no siniestro como se diría.

¿Y de algún escritor novel, independiente o desconocido para el gran público?

El libro “¿Para qué sirve la Filosofía?” escrito por Darío Sztajnszrajber.

Apuntadas… ¿Crees en la literatura como modo de contar historias para concienciar a la gente?

Ya lo dijo Francis Bacon: "Scientia potentia est" o “El conocimiento es poder”. Lo secundo, el rol de la literatura es esencial ¡Absolutamente! y lo digo de manera enfática. Una sociedad que guste de la literatura es más estable, cohesionada, puede vivir el presente y proyectarse al futuro y no quedar anacrónica, grotesca, errática y básica. Como habrás notado, Jesús, no me gusta ser “políticamente correcto” sino franco y directo.

Y es de agradecer. ¿Nos puedes exponer un ejemplo de cómo un libro te ha marcado tanto como para que esto sea así? Yo te voy a exponer el mío: uno de los libros que más me ha influido, si no el que más, ha sido El Perfume, de Patrick Süskind. Ese alemán que ingenió una novela en el que un hombre nacido en la más absoluta de las miserias desarrolla un poder extraordinario que utiliza para “crear” su mundo. Es que no quiero hacer spoiler, (Risas)

Creo que vas bien...

Por supuesto él no lo ve como un mal, pero en realidad hace mal. Sin embargo, si hubiera tenido la oportunidad de haberse desarrollado en otros ambientes, medios… es seguro que su don hubiera revolucionado el mundo. Hubiera estado un peldaño por encima del resto de la humanidad y muchos lo hubieran ensalzado, idolatrado y querido. Después de esta exposición que espero no me haya quedado larga, mi conclusión es que todo habitante de este Planeta que se desangra tiene un don. Que no ha desarrollado o que lo ha desarrollado en determinado camino. Muchos creerán que hacen bien haciendo el mal, otros creerán que hacen mal haciendo el mal y los que creemos de facto que hacemos el bien, somos los que tenemos que hacernos notar más porque eso se presupone de todo ser humano y tenemos que alzar más la voz, crear webs de apoyo, y demás. ¿Qué opinas?

Jesús, me encanta, creo que estará en la lista de libros a leer pronto, aunque tengo 3 en lista de espera, “Saga Sangre” y es de un gran escritor de nombre Jesús Fersán, ¿te suena familiar ese nombre?

Marcelo, Marcelo, que van a pensar que te he pagado por esta entrevista y nada más lejos de la realidad… 

En cuanto a tu cuestión, me gusta el análisis que haces sobre cómo influye una idea en dependencia de dónde la mires. Creo que una persona que hace el mal, para mí, sea el bien para ella. O, que sabiendo ella que hace el bien, pueda resultarme que está haciendo el mal. Da para interpretar de varias maneras este aparente juego de palabras.

Para qué pensar…

Cierto. Mira, hay varios libros que me marcaron para bien o mal, diría que un libro cuando es leído en una determinada época del año, cuando confluyen situaciones del día a día, desde lo anímico hasta los bemoles terrenales, dejan un fuerte recuerdo. Alguna vez conversaba con un amigo, en broma y en serio, que difícil debe ser leer “Crimen y Castigo” de Fiódor Dostoyevsky durante un invierno crudo, cuando la naturaleza entra en letargo y que casualmente uno atraviese un problema de cualquier ámbito. Un poco trágico el escenario que te pinto, pero podría darse ¿no crees? No me correría de leer cualquier tragedia griega en un verano exquisito en alguna playa caribeña.

No puedo estar más de acuerdo.

Ahora… me pones en figurillas para elegir sólo un libro, es que son varios, pero me las juego afirmando que soy amante de nuestro idioma, es el más completo y exquisito. Para llegar a esa conclusión, nuestro mejor representante es Miguel de Cervantes Saavedra con El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”, sin duda alguna.

El libro de los libros, y quien nos sigue desde hace tiempo sabe mi impresión sobre esta obra de arte. ¿Qué conclusión sacas de la obra más leída y traducida después de La Biblia?

Esta obra maestra nos transmite la decadencia de valores y el no claudicar en los propósitos fijados, así tengamos que luchar contra los gigantes molinos que debemos sortear en la vida misma. Los ideales del quijote deben ser objeto de inspiración para el aporte diario a cumplir para preservar el medio ambiente. Debemos ser Quijotes Ambientales. 

Me encanta el término: Quijotes Ambientales.

No tengo copyrigth, por lo que a ver si comienza a calar en mucha gente.

Sin duda. ¿Qué libro es el que siempre recomiendas?

Laudato SI, sobre el cuidado de la Casa Común”, que es una Carta Encíclica escrita por el Papa Francisco. Lo recomiendo y cuando tengo la oportunidad lo obsequio.

No lo hubiese adivinado nunca. ¿Por qué?

Es una carta escrita por el Papa Francisco cuyo leitmotiv es la preservación de nuestro Planeta, o Casa Común, y eso engloba a todo ser vivo que habita con nosotros. Es un llamado a romper el antropocentrismo, vale decir cambiar la idea que somos el centro de todo. Invita a reflexionar sobre la pobreza, la injusticia, el daño al medio ambiente, el cambio climático y demás problemas actuales. Lo interesante de esta obra radica en su facilidad de lectura y entendimiento para preservar la “Madre Tierra” independientemente sea la fe que profeses, o no.  

Pues me lo apunto. ¿Y tu autor de cabecera?

Me encantan los libros de José Saramago, en especial “Ensayo sobre la ceguera”.

¿Cuál es el libro que más te ha defraudado?

“El Código Da Vinci” de Dan Brown, por citar uno.

¿Por qué?

Hace una mezcla de tramas sin poder hilvanar unos con otros siendo mayúsculas las imprecisiones históricas y científicas que menciona. 

¿Has leído La Biblia?

Sí, la he leído, o al menos gran parte de la misma.

¿Y qué conclusión sacas?

Es la palabra del Señor para una persona creyente como lo soy. Y hallo que suma mucho en una persona que no profese la religión cristiana. Respeto la espiritualidad de todas las personas, pero siempre resalto lo bueno de cada una y desecho lo malo. Es como separar la paja del grano.

¿Crees que si existiese un Dios supremo dejaría hacer y obrar a tanta gente que se beneficia del sufrimiento de los demás?

Tenemos el libre albedrío para causar el mal o el bien. Es un asunto personal decidir en qué bando estar y bajo ningún concepto deslindar responsabilidades achacándolas a Dios.

¿Estamos en un punto en el que nos podemos permitir seguir creyendo en el dinero como principal activo del Planeta y que todo lo mueve?

No, Jesús. El dinero es importante si como sociedad global lo sabemos utilizar. ¿Te has puesto a pensar que, si las superpotencias bélicas hicieran una pausa armamentista de un par de años, y esos billones se invirtiesen en la dotación de servicios básicos, en la lucha contra la pobreza, en Investigación + Desarrollo (I+D), ¿básicamente? Me animaría a decir que casi todos los problemas inmediatos serían cosas del pasado. El principal activo del planeta se llama biodiversidad y luego recursos naturales. Alguna vez que con seguridad leíste ese mensaje que pulula en las redes sociales y dice algo así como “intenta contener la respiración mientras cuentas tu dinero”. Es una analogía a que, sin árboles, con una naturaleza herida, de nada nos serviría tener dinero. Me tomo una libertad de ponerte un ejemplo y ojo que no voy contra la ciencia y la tecnología, pero, es absurdo que estemos gastando millonadas en “fabricar” abejas robot cuando podemos recuperar a estos insectos perfectos a los que les debemos buena cantidad de los alimentos que producimos y consumimos.

Y que sin ellos, la naturaleza, la biodiversidad no sería la misma.

En efecto.

¿Crees que todavía tenemos capacidad para revertir los males mayores del Planeta?

Me voy a las cifras, a los modelos cada vez más precisos, a la ciencia y la abrumadora cantidad de pruebas científicas al indicar que estamos en una etapa en la que si no actuamos estructuralmente reduciendo el calentamiento global y sobrepasamos los 1.5ºC de temperatura que nos hemos propuestos, excepto algunos despistados como el presidente Trump que van en contra ruta, en las Cumbres contra el Cambio Climático (recuerda la COP 21 de París, un éxito que está tambaleando porque aceleramos el efecto invernadero en vez de ralentizarlo) la humanidad se juega la vida. Así como vamos, llegaríamos a los 2ºC de incremento de temperatura, algo inimaginable por las consecuencias devastadoras que traerán, desde inundaciones, sequías, refugiados ambientales, guerras, hambre y ojo que no exagero.

Muchos de nuestros lectores, espero que no muchos, pensarán que eso del cambio climático y de que la Naturaleza se revuelva en nuestra contra es cosa de unos pocos. Que si La Tierra cambió desde Pangea hasta como la conocemos hoy en día, es normal que haya terremotos, maremotos, huracanes, y demás inclemencias meteorológicas… ¿Qué les dirías a ellos y a los demás lectores?

Les pediría encarecidamente que sean más activos a la hora de informarse y predicar con el ejemplo las cosas buenas. He acuñado una secuencia de acciones que siempre les transmito a mis alumnos de la Universidad Católica Boliviana donde soy docente de ingeniería ambiental y en resumen les inculco a que deben: Informarse, contrastar esa información, desechar lo sensacionalista o falso (las famosas fake news), aplicar lo aprendido, socializarlo y así comenzar de nuevo ese ciclo imaginario.

Basta ver una gráfica de una fuente seria (por ejemplo en el portal de la NASA – Vital Signs), cómo hace cientos de miles de años la concentración de dióxido de carbono, el principal gas que causa el calentamiento global, se parecía a un electrocardiograma, con subidas y bajadas, casi constantes, pero desde que empezamos a utilizar los combustibles fósiles, allá por la revolución industrial hasta hoy, la concentración de ese gas (obvio que de todos los demás también) tienen una gradiente casi perpendicular. Eso tira abajo cualquier discurso “de memoria” que suelen espetar los negacionistas y/o los escépticos del cambio climático.

¿Qué te llevó a crear una web tan bien elaborada como www.natura-medioambiental.com/ ? Para quien no conozca todavía el proyecto que encabeza Marcelo, les podemos avanzar que no es un sitio en donde se cortan y pegan unas cuantas fotos que nos hacen llevarnos las manos a la cabeza y unos datos que aburren hasta a los más ávidos lectores, no. Es un lugar en el que la información contrastada, investigada, confeccionada… junto a unas imágenes y montajes visuales que nos hacen pensar hacia dónde nos dirigimos.

Así es mi estimado Jesús. Le has dado en el clavo. Todo surgió como una afición para poder dejar plasmado lo que creía que podía ser útil gracias a la literatura científica que leía. En eso, ambos somos prolijos lectores, ¿eh Jesús?

(Guiño)

Tras mucha constancia noté que más y más lectores se unían a mis escritos y demandaban temas más desarrollados y sustentados al grado que actualmente, para escribir un artículo, ensayo, reflexión, puede tomarme una o dos semanas porque debo leer y contrastar. Ahí vino mi premio, el blog goza de buen posicionamiento, cosas sobre el lugar de aparición de mis artículos, y se forma una simbiosis, grandes y renombrados científicos y personalidades me piden publicar en mi sitio, vaya, qué honor, y recibo más autoridad al tenerlos de columnistas esporádicos. Pero hay algo muy importante que debo resaltar: si alguien quiere publicar un tema relacionado con el medio ambiente es más que bienvenido, no necesita ser un científico, basta y sobra que sea un ciudadano que quiera abrir las puertas de su corazón y dejar salir sus preocupaciones u optimismos sobre la temática que abordo en esa plataforma.

Tomen nota… ¿Cuántos miembros componen el equipo de Natura Medio Ambiental?

Uno, que es tu humilde servidor. Pero no faltan personas que cuando están inspiradas me dan una mano publicando una entrada. Y te resalto, amo hacer ese trabajo que no me remunera, más bien ha sido motivo de reprimendas de personas que pasaron por mi vida al encararme que “invertía mucho tiempo en algo que no me rendía económicamente”. Jamás pudieron torcerme el brazo, el blog continúa operativo y esas personas salieron de mi vida.

Eso es luchar contra viento y marea por las convicciones. ¿Tu familia sigue tus pasos?

Mi familia está consciente del problema que estamos atravesando como humanidad, pero andan más en sus asuntos o a veces hasta abúlicos esperando que alguien solucione los problemas.

Háblanos un poco de tu hija, que es de especial mención.

Se llama Ariana Moscoso, tiene cuatro años, ella es mi todo en esta vida y sí que está involucrándose desde esa edad en pequeños grandes actos como botar la basura en su lugar, ya no aplasta las hormigas como antes… es un gran avance y ahora estoy inculcándoles el respeto por las plantas y la necesidad de tener y cuidar a los árboles y jamás enjaular a las aves. Es difícil pero no imposible inculcar esos valores en los niños cuando uno de los progenitores no está en sintonía. Es una luz Arianita, es una bala para aprender, espero que esos términos los utilicen en España, pero seguro que me entenderán.

Seguro que te entienden todos nuestros amigos y amigas que se pasan por esta sección para aportar sabiduría a sus vidas. Y quiero recalcar esto que acabas de mencionar. Si dejamos la educación de temas tan importantes en manos de los profesores y profesoras, por muy profesionales que sean, la mesa estará siempre coja. En casa hay que afianzar todo esto e inculcar valores que posibiliten que nuestras generaciones venideras puedan coexistir.

Firmo debajo.

¿Es lectora?

Vengo de una familia adicta a la lectura, doy gracias eternamente por ello. Siempre en casa de mis abuelos, tíos, padres, había libros por todos lados y eso heredé, saco pecho por eso, Ariana está feliz con los rompecabezas con motivos de la naturaleza, le encanta que le lea y le fascina ver las imágenes de su libro preferido, “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry pero no debo bajar la guardia porque si me descuido le llenan de muñecas en demasía y me deja en segundo plano.

Seguro que no. ¿Has escrito algún libro?

Sí, escribí dos libros digitales, pero nunca les di la promoción del caso. Es más, los ofrezco gratuitamente cuando alguien se suscribe a mi web.

Un tanto más a tu favor.

(Risas)

¿Y de qué escribiste?

Uno trata sobre el peligro de la chatarra espacial y el otro sobre la huella hídrica o, en otras palabras, sobre la cantidad de agua que consumimos al día. Un sueño que tengo es recluirme en un pintoresco pueblito de España a escribir un libro. Ojalá se dé alguna vez.

Eres joven y seguro que tu sueño se cumple… yo te recomendaría un par de pueblos con encanto.

Hablaremos de ello…

¿Tu hija lo ha hecho?

Lo hará porque voy a incentivarle a hacerlo y espero que su decisión sea escribir alguna novela, cuento para colorear, no sé. Ojalá no me esté proyectando en ella.

¿Cuáles son vuestros proyectos de futuro?

Siempre me he dedicado a trabajar como consultor ambiental particular o autónomo. Pero creo que he encontrado mi vocación y es la de enseñar, me siento cómodo siendo docente universitario, lamentablemente como en nuestros países, ser profesor es por vocación porque tenemos bajo nuestra responsabilidad el echar a perder a una generación de estudiantes si no amas lo que haces y te preparas o lo opuesto, podemos sacar a la sociedad una generación con ideales, reacia a la corrupción y vagancia que campea por estas latitudes, al conformismo básico y al “compadreo”. Soy reacio a ser parte de las “reglas de juego” mediocres que se dictan en lugares pequeños y como siempre digo: yo, feliz en mi burbuja.

¿Crees que entrevistas de estas ayudan a concienciar a la gente?

Bastante, ayudan a conocer testimonios variopintos donde encontrarás alguno con el que te sientas identificado y no te tiro flores gratuitamente al decir que estas entrevistas, enfocadas por tu capacidad y experiencia, las hacen placenteras, exquisitas.

Con el simple y llano hecho de reciclar… ¿estamos cambiando el mundo?

Sí y no. El reciclar es una práctica importantísima porque nos alienta a comprometernos más a cambiar el mundo en lo positivo, pero, ahí entra siempre el famoso “pero”, no es suficiente. Debemos ser más ambiciosos y no solo practicar una valiosa acción de las muchas que podríamos hacer, independientemente a que si la casta política inservible en el eje ambiental toma alguna acción. Recicla, apaga las luces que no utilizas, optimiza el consumo de agua, ama a la Madre Naturaleza y un sinfín de acciones más.

Estamos llegando al final de esta maravillosa entrevista transoceánica, pero no me quiero despedir sin antes trasladarte la pregunta que dejó para ti nuestra anterior invitada, la maravillosa Chica Sombra o lo que es lo mismo Tamara López, y suena tal que así: Imagina que un malvado genio entra en casa y le da fuego a todos tus libros, pero te da la posibilidad de salvar 3… ¡¡¡Elige!!!

Es una cuestión muy sencilla. Partiendo de la base que El Quijote es una obra ignífuga… planteo los 3 libros que nunca desearía ver en un fuego de mi biblioteca:

  1. “La historia de la humanidad”.
  2. “Filósofos y más Filósofos”.
  3. “La Biblia”.

Muy bien. Y por último, la cuestión que planteas a nuestr@ próxim@ invitad@.

¿Crees en que es una realidad el cambio climático causado por el ser humano, te importa en algo, o eres de los que dicen: “problema de los que vienen por detrás”?

Pues quedan preguntas en el tintero que es muy seguro debamos abordar más adelante, Marcelo.

Jesús, no sabes lo bien que he pasado en esta tertulia que hemos tenido, café por medio. Ojo que más temprano que tarde estaremos de nuevo, pero rostro a rostro. (Risas)

(Risas)

Vale, en serio que estás haciendo una gran cruzada, tus habilidades literarias, yo las llamaría tus dones en la materia, tu integridad como persona y ese humanismo inconmensurable te hace muy especial. Vengo siguiendo tus pasos desde cuando estuviste en el programa de Juan Luis Cano (que vivan los podcasts), hasta tus magníficas obras literarias, sin descontar esa sensación positiva, sin que se explicite qué elementos nos unen, nació desde el inicio. Me honra tu amistad, apreciado Jesús. P.D. Quiero que me adopten en tus actividades culturales que realizan con frecuencia en tu ciudad.

Vaya palabras que dejan sin movimiento mis labios, Marcelo… Y es un homenaje que le hacemos al Gran Maestro y Amigo: Juan Luis Cano y todo su maravilloso equipo que lleva muchísimos años educándonos como debemos con la mejor de las sonrisas. Ha sido un honor, un privilegio y una dosis increíble de información que procesaremos en los próximos días, semanas, meses… El futuro está a tus pies, apreciado amigo, esperando que el mensaje cale en nuestros corazones, en nuestra mente y en nuestra alma que no es otro que: seguiremos en la lucha.

¡¡¡SEGUIREMOS!!!

Muchas gracias, amigo mío.

Seguimos en contacto, muchas gracias y un saludo afectuoso para todos los lectores.

Fuerte abrazo.

¡¡¡Regala lecturas emergentes!!!

Entrevistas ilustres invierno 2018/19

Tamara López

Entrevistas ilustres Primavera 2018

Tony Jiménez, Juanma de los Santos, Gudea de Lagash, Daniel Velarde, Pierre Monteagudo, Toni Delgado e Isabel Albella.

Entrevistas ilustres invierno 2017/18

Dra Mónica Molner, Marta Fernández, Ana Arrazola, Espido Freire, Ager Aguirre, Javier Penedo, J.E.M. Celeste, Teo Cardalda, Fernando Cotta, Luis Anguita Juega, Adolfo Pascual y Saleta Castro.

Entrevistas ilustres otoño 2017

Inma Chacón, Keko Iglesias, Juan Luis Cano, Raquel Sastre, Luis Alfonso Gámez, Defreds, Mary Ruiz, Javi Medina, Bricio Segovia, Salva R. Moya, Agustín Martínez y José F. Sastre.

Entrevistas ilustres verano 2017

Sara Solomando, Curra Fernández, Michael Sánchez, Fernando Navarro, Anna Cruz, Gaspar Fernández y Javier Gómez Santander.

COMPONENTES DEL CATÁLOGO:

 

 

Pierre Monteagudo

Ager Aguirre

Adolfo Pascual

Lusa Guerrero

Eduardo Acevedo

Tony Jiménez

Asun Blanco

Rubén de Íscar

Raúl de la Flor

Tamara López

Juanma de los Santos

Eba Martín Muñoz

Pedro Saugar

María José Rodríguez

Salva R. Moya

Toni Delgado

Isabel Albella

Daniel Velarde

Enrique E. de Nicolás

Elisabeth Deveraux

Andrés Pinar Godoy

Rubén Hernández

Gemma Herrero

Andrés San Demetrio

Víctor M. Sanjurjo

M. A. Álvarez

J. D. Martín

Ricardo García-Aranda

Ana Arrazola

Alberto Giménez

J. Fersán

Mónica Molner

Román Sanz Mouta

Greg A. Oslo

Eloísa Pardo

Ignacio León

J.E.M. Celeste

José F. Sastre

Fran Pahino

Alicia San Miguel

 

 

ENTREVISTAS REALIZADAS:

 

 

Sara Solomando

Curra Fernández

Michael Sánchez

Fernando Navarro

Anna Cruz

Gaspar Fernández

Javier Gómez Santander

Inma Chacón

Keko Iglesias

Juan Luis Cano

Raquel Sastre

Luis Alfonso Gámez

Defreds

Mary Ruiz

Javi Medina

Bricio Segovia

Salva R. Moya

Agustín Martínez

José F. Sastre

Dra Mónica Molner

Marta Fernández

Ana Arrazola

Espido Freire

Ager Aguirre

Javier Penedo

J.E.M. Celeste

Teo Cardalda

Luis Anguita Juega

Adolfo Pascual

Saleta Castro

Tony Jiménez

Juanma de los Santos

Daniel Velarde

Pierre Monteagudo

Toni Delgado

Isabel Albella

Tamara López

Marcelo Moscoso Pantoja

Gemma Herrero Virto