A las mujeres nos sobran derechos

11/3/18

 

A las mujeres nos sobran derechos. Sé que así suena extraño, incluso agresivo, pero es cierto. A las mujeres nos sobran y a los hombres les faltan. A ellos les falta poder tener una baja paternal de la misma duración que la maternal y que sea irrenunciable. Que, en caso de nacimiento o adopción, ambos progenitores falten los mismos días y cuiden, ambos, de su prole.

 

 
   

A las mujeres nos sobra ser, casi siempre, la que hace efectivos sus derechos laborales para el cuidado de hijos: para llevarlos al médico, para hacer trámites, para pasar con ellos una noche en el hospital… Es raro ver a papás en la sala de espera de pediatría, cosa lógica porque están trabajando. Pero ¿sabéis qué?: muchas de las madres también trabajan, pero han pedido permiso en el trabajo para poder llevarlos. Porque los derechos para el cuidado de los niños son nuestros, de las mujeres. Aunque la ley no haga distinción en este caso por género, todos sabemos que se refiere a las mamás. Porque las mamás somos las que tenemos la obligación el derecho de cuidar a los niños. Por eso, no debemos ser egoístas y compartirlo con los padres; alternar los permisos con ellos y que sea algo habitual ver a papás llevando a sus hijos al pediatra del centro de salud. Que sea algo normal ver a padres pidiendo permiso en sus trabajos para ello. Que un padre se implique igual que la madre en el cuidado de los niños no sea la excepción, sino la normalidad.

 

A las mujeres nos sobra ser la que casi siempre opta por el derecho a reducir jornada o pedir excedencias para el cuidado de hijos. Sé que hay muchas mujeres que cobran menos que sus maridos y por eso son ellas, pero, en igualdad económica, también seguimos siendo nosotras las que reducimos nuestra jornada o pedimos una excedencia. Porque los niños son nuestros. De las madres. “¿Con quién mejor que con su madre?” es una expresión muy común. Y cierta. Los niños no pueden estar mejor con nadie que con sus madres. Pero pueden estar igual de bien con sus padres. Las mujeres tenemos que dejar de acaparar estos derechos y darle la oportunidad a los padres de que sean ellos quienes dejen un poco de lado su vida laboral para volcarse en la familiar. Así no será una rareza que un padre coja una excedencia para cuidar a sus niños y dejen de hacerse artículos en periódicos poniéndolo como algo curioso. Porque los niños son de ambos, no sólo nuestros. Repetidlo, hombres: “los niños también son nuestros, los niños también son nuestros” Y empezad a usar vuestros derechos para su crianza.

 

Para terminar, a las mujeres nos sobra, sobre todo, el derecho que no paro de recalcar: el de que toda la sociedad piense, incluidas nosotras, que los niños con quién mejor están es con sus madres. Y el derecho a ser superiores al hombre en cuanto a cuidados. Y el derecho a ser la más competente, la que mejor organiza la casa. Y el derecho a ser la más lista, la que sabe dónde está cada cosa. A las mujeres nos sobran todos esos derechos y debemos compartirlos con el hombre. Porque cuando sea una normalidad que el hombre tenga los mismos derechos reales que las mujeres, cuando sea indistinto contratar a un hombre o a una mujer porque ambos faltarán lo mismo si son padres, entonces, en ese momento, podremos alcanzar la igualdad laboral y de oportunidades. Porque, hasta entonces, nuestros derechos son nuestra mayor losa. Aunque parezca mentira.

 

Deja tu comentario

Apuesta por la literatura emergente

Todas las obras a tu alcance por muy poco

Libro de visitas

Introduce el código.
* Campos obligatorios
  • Trempantempaito. (martes, 13. marzo 2018 00:17)

    Que sí, que todo esto va de personas, más que de hombres y mujeres.

  • Francisco Carrilllo Navarro (lunes, 12. marzo 2018 07:41)

    Me parece muy interesante este enfoque que le das a la igualdad entre el hombre y la mujer a la hora de tener derechos para cuidar a los hijos que por supuesto son de los dos. No es una opinión políticamente correcta, pero muchas veces decir la verdad no está de acuerdo con la corrección política. Pienso que lo importante es que en la pareja no haya un amor egoísta y en esto estáis más preparadas las mujeres por vuestra maternidad biológica.De esta forma de amor los que más se benefician son los niños.La mujer también pues se es más feliz cuando eres capaz de amar al otro como es que cuando estás siempre mendigando amor.Esto se llama amor incondicional.

  • Idoia (domingo, 11. marzo 2018 12:45)

    Nos sobran tantos derechos en ese campo que parecemos seres egoístas y autosuficientes que renegamos de los padres de nuestros hijos. Cuando aprendamos como sociedad a dejar de ningunear e ignorar en los talleres preparto (y en las consultas médicas, tutorias del colegio) a esos hombres que los niños llaman "papá" estaremos un paso más cerca de ser tratadas en igualdad

COMPONENTES DEL CATÁLOGO:

 

Daniel Velarde

Elisabeth Deveraux

Andrés Pinar

Rubén Hernández

Gemma Herrero

Víctor M. Sanjurjo

M. A. Álvarez

J. D. Martín

Ricardo García Aranda

Ana Arrazola

J.Fersán

Mónica Molner

Greg A. Oslo

José F. Sastre

J.E.M. Celeste

Fran Pahino

Fernando Cotta

Pierre Monteagudo

Leticia Meroño

Ager Aguirre

Adolfo Pascual

Gudea de Lagash

Eduardo Acevedo

Tony Jiménez

Rubén de Íscar

Tamara López

Juanma de los Santos

Pedro Saugar

María José Rodríguez

Salva R. Moya

Toni Delgado

Isabel Albella

 

 ENTREVISTAS

ILUSTRES

VENIDERAS:

EVA ISANTA

Aztriz

JORGE ALBI

Periodista, experto musical

NAYANESH AYMAN

Luchador de K1

RAQUEL MARTOS

Periodista y escritora

SANTI RODRIGUEZ

Actor y monologuista

PEDRO GARDNER

Actor y escritor

NACHO ABAD

Periodista y escritor

JAVIER OJEDA

Vocalista de Danza Invisible

PEDRO ARAQUE

Periodista

ANTONIO DELGADO

Colaborador de radio

MUCHOS MÁS...

 

ENTREVISTAS YA REALIZADAS:

 

Sara Solomando

Curra Fernández

Michael Sánchez

Fernando Navarro

Anna Cruz

Gaspar Fernández

Javier Gómez Santander

Inma Chacón

Keko Iglesias

Juan Luis Cano

Raquel Sastre

Luis Alfonso Gámez

Defreds

Mary Ruiz

Javi Medina

Bricio Segovia

Salva R. Moya

Agustín Martínez

José F. Sastre

Dra Mónica Molner

Marta Fernández

Ana Arrazola

Espido Freire

Ager Aguirre

Javier Penedo

J.E.M. Celeste

Teo Cardalda

Fernando Cotta

Luis Anguita Juega

Adolfo Pascual

Saleta Castro

Tony Jiménez

Juanma de los Santos

Gudea de Lagash

Daniel Velarde

Pierre Monteagudo

Toni Delgado

Isabel Albella

Versión para imprimirVersión para imprimir | Mapa del sitio
© www.sabesleer.com