JOSEP SEGUÍ DOLZ

 

"No son reales, pero tampoco irreales"

 

 

Nací al lado del Mediterráneo, en Valencia, en pleno verano. Hace ya unos cuantos años. Ahora mismo vivo aquí, en la misma ciudad donde nací. Soy licenciado en Psicología y tengo estudios universitarios de Filosofía y Humanidades y tres cursos de doctorado en Psicología social; ambos sin concluir.

Antes de la novela La esencia de las cosas (2019) he publicado dos libros de ensayo bastante voluminosos relacionados básicamente con la Psicología y con Ciencias Sociales y Humanas afines: Mentalidad humana (2015) y Sociología para no iniciados y otros ensayos insolentes (2018).

No soy de equilibrios ni tonos grises. No tengo manías; aunque sí miedos: esos, los que están contenidos en los equilibrios y en los tonos grises.

Al contrario de la mayoría del género humano no escribo desde pequeño. Ni poesía, ni cuentos, ni nada similar. Tampoco me dedico ni me he dedicado nunca a la autoayuda ni a la meditación trascendental ni al coaching espiritual ni a decir a los demás lo que tienen que hacer. Pero te gustará todo lo que tengo por contar.

 

 

SIGUE SU CUENTA DE TWITTER

 

SIGUE AL AUTOR EN FACEBOOK

 

ECHA UN VISTAZO A SU INSTAGRAM

 

Posts del autor

LA ESENCIA DE LAS COSAS

 

GÉNERO: FICCIÓN CONTEMPORÁNEA

 

De Valencia y Barcelona y de vuelta pasando por Alicante, Roma, Praga, Bogotá, Tokio, La Habana, Nueva York, Juan Miguel Ramírez Marcial, doctor en Filosofía, narra algunos acontecimientos de su vida; muchos de ellos nada comunes. A pesar del título de esta novela, su protagonista no va exactamente a la búsqueda de eso, de la esencia de las cosas. Si pudiera hablar —ahora ya no puede; está muerto— es posible que nos contara que más que eso lo que sí ha buscado toda su vida es cómo es que han sido como han sido sus relaciones con María, con Pili, con la Paqui, con Diane Sandra, con Maikel Alejandro, con Lorraine, con Gemma. Y con algunas personas más que aparecen por aquí.

 

Lo que nuestro filósofo nos narra no son asuntos imaginarios. No son reales; pero tampoco irreales. Son evocativos. Y en la evocación queda diluido el binomio real / irreal. Quizás esa es la esencia de las cosas: evocarlas y, así, construirlas. Construirlas en el entorno del caos social en que Juan Miguel ha vivido como muchas y muchos otros que, como él, nos moriremos sin saber cómo  hubieran sido esas relaciones y cosas en otro mundo, en uno imaginario donde todo fuera perfecto e ideal; una especie de universo paralelo donde todo es luz, equilibrio, paz interior,… sin apenas lugar para las emociones y las pasiones.

 

La novela está estructurada en temas más que en capítulos, aunque bastante entrelazados entre sí. Temas como el sexo, la política, la guerra, el amor, la soledad,… Y otros que parecen ser más o menos universales.

 

Como decimos en el prólogo (en las primeras páginas entenderás por qué uso el plural):

 

«Probablemente una buena manera de empezar esta historia fuera con algo de sexo, de violencia o de misterio. No te preocupes, sexo y violencia hay más adelante. Misterio, ya es cosa tuya el juzgarlo. Como lo es que ese sexo y esa violencia que salpican de vez en cuando este relato compartido tengan un nivel más o menos explícito o duro o lo que sea que sea de tu interés. Total, a ese respecto no es que haya mucho nuevo bajo el sol»

 

«Esta es una narración de encuentros y despedidas. Sobre todo de las últimas. Ahora, una vez finalizada, la estamos repasando y vemos que abundan expresiones como ‘no nos volvemos a ver’, ‘no vuelvo a saber de ella’… Esto no es ni bueno ni malo. Al fin, la vida está un poco como hecha de eso, ¿no? Hallazgos, relaciones, abandonos, olvidos. Todos son lo mismo. Y tienen su parte de risa y su parte de drama».

 

Cualquier parecido o no parecido con la realidad es intencionado; no es pura coincidencia.

 

CLICK AQUÍ PARA ADQUIRIR TU EJEMPLAR EN LETRAME GRUPO EDITORIAL

 

CLICK AQUÍ PARA ADQUIRIR TU EJEMPLAR EN AMAZON

 

CLICK AQUÍ PARA ADQUIRIR TU EJEMPLAR EN CASA DEL LIBRO

 

ENTREVISTAS AL AUTOR