RUBÉN HERNÁNDEZ

 

"Al otro lado de las palabras"

 

Posts del autor

DESPINCELADAS

 

GÉNERO: POESÍA

 

MUY PRONTO...

 

EL INVIERNO QUE NO NEVÓ

 

GÉNERO: POESÍA

 

La obra se compone de una recopilación de 70 poemas. La temática de los mismos es
principalmente de amor, a veces con tintes melancólicos, otras con tintes eróticos y otras veces románticos. Siendo nexo común de todos ellos la sensibilidad de las que los dota el autor.
La armonía en las palabras, la dulzura con que fluyen, la sensibilidad y la brevedad de
los textos, hacen de cada poema una increíble combinación, se convierten en pequeñas descargas emocionales.

Buscan situar en muy pocos versos al lector en el centro de una historia, un sentimiento propio, o en alguna vivencia personal. Es un rapto en toda regla. La brevedad de los poemas hacem que el lector recoja el sentimiento de los versos, y construya él mismo el escenario, los nombres y en muchas ocasiones, como en las investigaciones de un crimen, los versos que precedieron a los que estrictamente presenta el autor.
Se acompaña cada poema de una fotografía. Es una ventana abierta para sumergirse en el texto. También se incorpora la declamación del texto por el propio autor, con lo que la experiencia de su lectura es todavía mucho más enriquecedora.

 

La anciana siempre fue bailarina,

más allá de los años y más allá de la vida.

Aquél, que no era un traje de baño

era un traje de poesía;

firmeza en el mirada,

endeblez en sus rodillas,

y sus pies besando el agua

como besa el agua a la orilla.

Apartó el mar mientras le dejaba

ser la seda que la cubría,

y le entregó el vuelo de sus alas

a las olas que la mecían.

El mar no era El Real ni La Scala,

y muy lejos el aplauso de sus almas latía,

pero la anciana siempre fue balarina,

más allá de los años y más allá de la vida.

 

Click AQUÍ para obtener tu ejemplar

 

o AQUÍ

 

ENTREVISTA AL AUTOR

 

9/4/19

 

Hoy tenemos el gustazo de presentaros a un joven emprendedor que regenta un maravilloso restaurante en Alcorcón. El Valadouro. Madrileño y con unas ganas de ponerse el mundo por montera, bárbaras. Si se come bien en él, y doy fe que sí, tengo el gusto de haber degustado su maravilloso poemario: El invierno que no nevó.

Un libro que te encandila de principio a fin. Por sus versos y por como acompaña cada poema con una imagen.

Está inmerso en la publicación de su segunda obra literaria y estamos seguros de que te gustará tanto como a nosotros, pues ya solo ver la portada, es una auténtica delicia.

No queremos entreteneros más, vamos directos a esta entrevista que te llegará muy dentro.

 

J. Fersán

Rubén

 

Bienvenido a esta sección que crece semana tras semana.

Muchas gracias por la invitación.

La primera pregunta es obligada: ¿Cuál ha sido el último libro que has leído?

Como soy fiel seguidor de esta sección, y ya conozco la segunda pregunta (Risas), te digo el penúltimo en lugar del último, ¿de acuerdo?

Adelante

El Diario de Noah.

¿Y de algún escritor emergente?

El Anticuario de mi amigo Adolfo, que también pertenece a esta plataforma.

Un libro extraordinario, ¿te ha sorprendido gratamente este último?

Sí, está muy chulo y bien trabajado, con unos personajes muy bien caracterizados. Además la historia transcurre en mi ciudad Madrid.

¿Y el último poemario que has leído?

La obra completa del poeta cubano José Ángel Buesa.

¿Por qué te decidiste a escribir poesía?

Me veo respondiendo esta pregunta a posteriori, pensando en lo que podría haber pensado en su momento. Las cosas las vas haciendo pero no fruto de una decisión meditada. Me gusta la poesía, sobre todo los versos cortos que pueden quedarse en la memoria. Los que tienen un golpe final que te estruja.

¿Podemos decir que algún escritor/a te condicionó tanto como para que dieras el salto?

No, yo creo que es más una opción personal. No creo que ningún niño empiece a jugar al fútbol por Messi o Ronaldo, lo hacen porque les gusta y les divierte. Luego, sí creo que el estilo o la forma se va asemejando o se ve inevitablemente influida por tus referentes.

¿Cómo quién?

En mi caso Becquer, era el maestro.

¿Por qué?

La belleza, las rimas. Versos cortos, intensos, cargados de sentimientos y se quedan contigo cuando acabas de leer. La temática en general me gusta, sigue actual, hay cosas que no cambian aunque pase el tiempo.

El mejor poemario que has leído en tu vida ha sido…

Hay una pequeña antología, no recuerdo el nombre, con lo mejor de Buesa, Creo que es de lo mejorcito que he leído

Y dentro de la narrativa, ¿qué libro es el que más te ha gustado leer en tu vida?

No sabría decirte ahora mismo. Te diré que últimamente disfruto y me río mucho de los infantiles que leo a mi hijo. El Pupi y la Ardilla Rasi, son la caña.

¿Por qué te decidiste a participar en el proyecto de Sabesleer?

En este mundo de la literatura en el que me considero un novato, me gusta experimentar proyectos y experiencias nuevas y conocer gente nueva con las mismas inquietudes. Sabesleer cumplía las dos cosas.

¿Nos recomendarías a otros escritores que todavía piensan que un catálogo?

Mi experiencia ha sido positiva, por eso estoy aquí. Jesús y Jessy le dedican todo el cariño que pueden y para mí, eso vale mucho.

¿Qué le preguntarías a tu entrevistador de hoy?

Pues, y con cañas de por medio que si no, no es lo mismo, ahora que pienso en escribir mi primera novela, saber cómo afronta él este tipo de reto que me parece tremendamente complicado. Acabo de acabar un relato y me ha parecido muy difícil.

Salud (Risas). Pues con pasión y con terreno ya caminado, con la convicción de que lo mejor está por llegar, y mira que me he encontrado a maravillosos amigos por este sendero de la literatura. Y creo que cuanto más difíciles nos pongan las cosas a la hora de darnos visibilidad, más me empeño por reforzar mi compromiso con este maravilloso mundo de las letras.

(Guiño)

¿Qué nos puedes contar de tu “El invierno que no nevó”?

Es un poemario de micropoesía Te intento contar una historia en muy pocas palabras. El lector tiene que imaginarse todo lo que pasó antes y qué paso después. Me voy a explicar con una pequeña poesía aunque no esté en este poemario para explicar la idea.

Por favor, lo estamos deseando…

Allá voy:

 

“Supe que eras tú,

el concierto llegaba a su clímax

y todas las luces de los móviles estrellaban las gradas,

a lo lejos la luz de un mechero,

supe que eras tú,

aunque nunca volviéramos a vernos.”

 

Extraordinario.

Muchas gracias. Sólo se muestra una pequeña escena de una historia, generalmente con temática de amor o desamor , tristeza, búsqueda...  Aunque También tiene un componente erótico en muchos versos:

 

“...Y sonrosar el algar en tu piel,

doblegar tus párpados cedentes,

buscarás en tus labios la miel

cuando quiera tu cuerpo romperse.”

 

¿Y nos puedes adelantar algo del poemario que está a punto de salir a la luz?

Se llamará “Despinceladas”.

Un título que te llama la atención desde el primer momento.

(Risas) También es micropoesía, aunque ya nos encontramos poemas de  2 o 3 estrofas. Incorpora en muchos versos un toque más reflexivo que el poemario anterior:

 

“...Y el viento bailará de nuevo

con el roble centenario,

y se irá el viento, porque es viento,

quedará el roble, porque es árbol...”

 

Se tocan otros temas como la vejez y creo quizá tenga un tono más intimista.

Me ha dicho un pajarito que la portada es una auténtica delicia, ¿quién te ha facilitado esa deliciosa obra de arte que pronto podremos ver en miles de hogares además de en tu rinconcito de Sabesleer?

El título de “Despinceladas”, hace referencia a un hipotético cuadro donde en lugar de añadir trazos, pinceladas, los fuéramos retirando en un continuo proceso hasta quedarnos con la propia esencia o alma de cuadro. Hay un pintor Americano Lee Zimmerman que hace láminas sin apenas levantar la pluma del papel, son solo trazos, pero representan con muy poco el alma misma de una historia.

Fascinante.

La portada es una de sus láminas y en ella aparecerá la estrofa que da título al poemario:

 

“Despinceladas que no acercaban

al lienzo blanco de las miradas claras,

Despinceladas, para resumir nuestro abrazo

en línea curva y otra quebrada.”

 

Deseando tenerlo entre mis dedos.

Gracias.

¿Cómo ves el panorama poético de este país?

Creo que hay una inundación de prosa poética o reflexiva. A mí personalmente, con pequeñas excepciones, no me gusta demasiado. En la prosa, hay un desarrollo y un desenlace, en cambio este tipo de poesía es muy larga y plana desde el principio hasta el final. En cuanto a la poesía en general creo que está despertando poco a poco.

¿Nos podrías decir alguna clave para que mejorara?

A la gente le gusta la poesía.

Sin duda.

Yo creo que es cuestión de difusión, y en mi opinión de temática. Estoy seguro que la gente prefiere encontrarse un par de estrofas en el periódico, al horóscopo de la semana. Falta que alguien lo vea. En cuanto a la temática y forma, pues es raro encontrar alguien que no le guste por ejemplo Becquer, pero, ¿cuantos escriben este tipo de poesía? Los adolescentes y enamorados siguen leyendo Becquer, porque faltan más referentes actuales. Por otra parte, la poesía no está en el papel sólo, está en las personas que las graban en su memoria y las recitan internamente a sí mismos a una persona o las nombran ante una situación. Por ejemplo si yo digo:

 

“Se llaman silencios porque callan

sólo en ese instante maldito,

se llaman silencios pero hablan

en un murmullo infinito.”

 

Estos versos es posible que tengan otra vida más allá del papel, ahora si escribo tres páginas de poema pues es más difícil.

¿Qué es lo mejor y lo peor que te has encontrado en este mundo de las letras?

Pues  me gusta pasar el rato con la gente, como se suele decir cuando vas a jugar un partido de fútbol con los colegas lo mejor es siempre el tercer tiempo.

Las cañas (Guiño).

Eso es (Risas). Lo peor no sabría decirte, lleva mucho tiempo todo este mundo y al final pues se lo quitas a otras cosas y personas.

¿Nos podrías exponer aquí y ahora el mejor poema que has creado?

¡Qué difícil!

Me encanta poneros a prueba.

Bueno este ha gustado mucho a la gente:

 

“Acércate, irrepetible es cada llama,

como cada lágrima del mar,

y mi beso en este fuego,

nunca repetirá.

 

Acércate, en mi hoguera cabe un leño más,

quizá tengamos mañana un sueño menos,

y nadie lo sabrá”.

 

Sin palabras.

Gracias, una vez más.

Y ahora que me he quedado atónito, con una sola palabra, intenta definir lo que a continuación te propongo:

Redes sociales

Tiempo

Escritores emergentes

Tesoro

Sabesleer

Amigos

Cultura literaria de este país

Emergente

Prosa poética

Aquí tengo que hacer un inciso, si entendemos prosa poética como una HISTORIA contada con un lenguaje bello y musical que se acerca a la poesía, diría Preciosa. Porque la protagonista es la historia y el lenguaje ayuda a que sea más bonita aún. Ahora bien, si entendemos prosa poética a contar un sentimiento propio o ajeno utilizando la prosa, y estamos ante un texto plano que gira siempre en torno al sentimiento, sin desarrollo ni desenlace, diría que no me llena.

Poesía urbana

No estoy de acuerdo con la terminología, en el sentido que nos apropiamos de las palabras sin que nos pertenezcan. Urbano quiere decir de la ciudad, o de lo que acontece en ella. Es decir amor, desamor, lucha, maldad, drogas...todo. La poesía urbana habla de nuestra vida y de las personas, o sea como todas.

Novela

Dificilísimo

Prosa

Arcilla

El invierno que no nevó

Corazón

Radio

Ventana

Descubre la peli

(Risas)

Cuéntanos ese precioso proyecto que tienes entre manos en Radio Universo Literario

Aunque de momento lo tengo aparcado, creo que en esta pregunta y la anterior te refieres a un pequeño proyecto de unir cine y poesía.

Eso es.

Pues se trata de escribir una poesía sobre una película de cine y que la gente juegue a adivinarla. Para mí en cualquier caso lo importante es la poesía que se presenta, tiene que ser de calidad, y ser perfectamente publicable en un poemario mío aun sin decir que se trata de una película. Tengo escritas 27 y os dejo un ejemplo que se entiende mejor:

 

SLUMDOG MILLONARIE

 

Llovía y se nos mojaba la pobreza,

tú eras luz de fósforo imperecedero,

tú, la niña de la lluvia,

tú, el tercer mosquetero.

 

Te perdí en dos estaciones de tren,

como quien toda su vida pierde en un instante,

mas como después de todo viví,

viví todo para buscarte.

 

Y ahora que me preguntan mi vida,

y quieren que me la calle,

la calle que fue mi vida,

¡no podrá nunca callarme!

Porque yo vine sin nada,

y nada vale más que encontrarte.

 

Estaba escrito, era nuestra certeza,

que recordaríamos viendo llover

que se nos mojaba la pobreza.

 

 

Qué maravilla. ¿Tiene techo Rubén Hernández?

Tengo inquietudes, y eso es lo más importante

¿Qué le dirías a la gente que nos está leyendo en estos momentos y que no termina de apostar por las obras del catálogo de Sabesleer?

Pues que en el catálogo de Sabesleer ya está un futuro premio Nobel de Literatura y otro Cervantes. ¿Podrás descubrirlos?

Cierto. ¿Qué esperas del futuro?

Salud para todos y poder seguir disfrutando de esta aventura tan bonita.

¿Y estás contento con tu pasado?

Si, lo estoy. Tengo tanto cariño a mis errores, llevan tanto tiempo conmigo que no los cambiaría por otros.

¿Pensabas escribir una novela?

Es un proyecto que en breve empezaré, tiene viajes en el tiempo y creo puede ser un bonito estreno en el mundo de la novela. He terminado hace poco un relato para una antología y ha quedado ahí el gusanillo.

Te seguiremos de cerca, lo sabes.

Eso espero.

Es una verdadera lástima, pero hemos de ir concluyendo.

Al tercer tiempo claro (Risas).

(Guiño) Antes he de plantear la pregunta que dejó para ti, sin saber a quién preguntaba, nuestra querida Elisabeth Deveraux: “¿Qué personaje literario te hubiese gustado ser?”

Pues me encanta todo el mundo de los conquistadores, así que supongo que algún tipo de explorador.

Y tu cuestión para nuestr@ próxim@ invitad@:

A ver... descríbenos el lugar de tus creaciones, esas cuatro paredes o ese cielo infinito que te cobija cuando escribes.

Pues una delicia de entrevista, la verdad. Muchísimas gracias.

Gracias a vosotros.

Rubén, el futuro está a tus pies y seguro que llegarás a donde te propongas.

Mil gracias.

Un abrazo de toda la familia de Sabesleer.

Igualmente.

 

VER FICHA DEL AUTOR

 

COMPONENTES DEL CATÁLOGO:

 

43 AUTORES

 

43 FORMAS DE ESCRIBIR

 

43 PASIONES

 

 

Asun Blanco

Rubén de Íscar

Raúl de la Flor

Tamara López

Juanma de los Santos

Eba Martín Muñoz

Sergio Estévez

María José Rodríguez

Salva R. Moya

Toni Delgado

Isabel Albella

Daniel Velarde

Enrique E. de Nicolás

Elisabeth Deveraux

Andrés Pinar Godoy

Rubén Hernández

Gemma Herrero

Andrés San Demetrio

Víctor M. Sanjurjo

M. A. Álvarez

J. D. Martín

Ricardo García-Aranda

Ana Arrazola

Alberto Giménez

J. Fersán

Mónica Molner

Román Sanz Mouta

Greg A. Oslo

Eloísa Pardo

Ignacio León

J.E.M. Celeste

José F. Sastre

Fran Pahino

Alicia San Miguel

Pierre Monteagudo

Teresa Sala

Ager Aguirre

Adolfo Pascual

Sonia Crespo

Dani G. Segura

Lusa Guerrero

Eduardo Acevedo

Tony Jiménez

 

 

ENTREVISTAS REALIZADAS:

 

 

Sara Solomando

Curra Fernández

Michael Sánchez

Fernando Navarro

Anna Cruz

Gaspar Fernández

Javier Gómez Santander

Inma Chacón

Keko Iglesias

Juan Luis Cano

Raquel Sastre

Luis Alfonso Gámez

Defreds

Mary Ruiz

Javi Medina

Bricio Segovia

Salva R. Moya

Agustín Martínez

José F. Sastre

Dra Mónica Molner

Marta Fernández

Ana Arrazola

Espido Freire

Ager Aguirre

Javier Penedo

J.E.M. Celeste

Teo Cardalda

Luis Anguita Juega

Adolfo Pascual

Saleta Castro

Tony Jiménez

Juanma de los Santos

Daniel Velarde

Pierre Monteagudo

Toni Delgado

Isabel Albella

Tamara López

Marcelo Moscoso Pantoja

Gemma Herrero Virto

Elisabeth Deveraux

Rubén Hernández